SMM        SMF        COAPES





Beneficios de la Acreditación

La acreditación de programas académicos de educación superior constituye una garantía de calidad, lo que permite informar a la sociedad sobre los programas de calidad y las instituciones que los imparten, así como orientar las decisiones de las y los jóvenes (aspirantes, estudiantes y egresados), padres de familia, empleadores, autoridades de instituciones de educación superior y del sector educativo, así como de los gobiernos estatales y federal, entre otros.

A las y los jóvenes, les amplia la certidumbre de que lo que se aprende es pertinente y actualizado; además les brinda la oportunidad de conseguir becas, movilidad a otras instituciones de educación superior nacionales y extranjeras, así como continuar con estudios de posgrado. En algunos casos el egresar de un programa acreditado les permite la revalidación de estudios y títulos con otros países.

Para los padres de familia, el que un programa académico se encuentre acreditado les garantiza que cumple con los estándares de calidad que influirán positivamente en el desarrollo profesional de los hijos.

Por lo que se refiere a los empleadores, les permite participar y tener información respecto a la calidad de los programas académicos para mantener relaciones que permitan una vinculación adecuada - educación continua y proyectos conjuntos - y recibir en sus espacios laborales a profesionistas competentes.

A las instituciones de educación superior, la acreditación les trae como beneficio la mejora de los programas académicos al atender las recomendaciones de los organismos acreditadores; el reconocimiento público como instituciones de prestigio académico; y el acceso a programas de apoyo institucionales que contribuyan a la mejora integral de su capital humano y equipamiento e infraestructura, entre otros; sin embargo la mejora más importante es que la institución se organiza para cumplir sus objetivos estratégicos con una orientación hacia la mejora continua, que los estudiantes aprendan y tener capacidad de respuesta a las necesidades de la sociedad. Al gobierno y las autoridades educativas les permite identificar instituciones y programas que son los mejores para destinar apoyos económicos, al tomar en consideración la calidad de los mismos.